Etiquetas

, , , , ,

Siguiendo con el anterior artículo que publiqué para esta serie, hoy vamos a ver unos cuantos ejemplos acerca de cómo aplicar la vigilancia natural librándonos de sus inconvenientes derivados de la bidireccionalidad, además de su relación con la privacidad.

eyescpted2

Recordemos que la vigilancia natural funciona de manera bidireccional y esto puede jugar a favor de la criminalidad; para evitar esto, podemos:

  • Retirar de la vista los objetos tentadores: esto depende de la concienciación y la educación de los vecinos, pero es necesario. A las pruebas me remito (me dan ganas de tocarle al telefonillo a este sujeto y decirle, a lo Chiquito: “¡Esa peacho tele!”):

IMG_9926

  • Obstaculizar lineas de visión que no aportan nada positivo pero favorecen la criminalidad: esto se puede conseguir utilizando cristales de esos que desde fuera se ve el entorno reflejado, pero que desde dentro puedes ver la calle (vidrios de opacidad). Esta casa de diseño me deja bastante atónita; en la foto de Google Maps aparecen los estores bajados, pero desde el coche, el bus o a pie, se ve hasta lo que hay debajo de la cama:

casaventanas

  • Quitar o ubicar en otro sitio elementos que favorecen la criminalidad: pueden ser elementos que actúan a modo de escaleras naturales (a veces, directamente, son escaleras de verdad), etc. Mucha gente se queja cuando aparecen graffitis en las azoteas, pero no se retiran las escalerillas de mantenimiento ni se colocan verjas para evitar que se escale usando elementos propios del edificio. Este es un ejemplo que he observado en el que se puede usar una chimenea y una escalerilla colgante para acceder a una azotea (en la foto aérea de Google Maps podéis ver los graffitis en la fachada gris del fondo):

pintadasfachada

  • Usar medidas de contravigilancia en lugares desde los que pueden vigilar los criminales: por ejemplo, una cámara de seguridad en el parking público junto al segundo edificio que usé de ejemplo en el anterior artículo. Esto sería una medida más propia de la SCP, pero encaja en la CPTED de nueva generación.

– La vigilancia natural no debe comprometer la privacidad: esto es algo que parece que algunos edificios de diseño no tienen en cuenta; conste que me encantan los ventanales, las lineas rectas y todo eso, pero ciertos diseños me parecen utópicos desde el punto de vista de la seguridad y la privacidad. Pasarnos de la raya con la vigilancia natural puede comprometer la privacidad de los ciudadanos (que son el objetivo a proteger), lo cual puede tener graves consecuencias:

  • Si esto reduce su calidad de vida, hemos fallado estrepitosamente. La CPTED se aplica para reducir la criminalidad y así aumentar el nivel de vida de los ciudadanos. Si estos consideran que no tienen la calidad de vida que deberían tener, muchos pueden mudarse o decidir no vivir en cierto lugar (consecuencias económicas, sociales, políticas, ambientales…, y quizá, muy pocos “ojos en la calle”).
  • Los vecinos de un edificio que no promueve su privacidad tomarán medidas para garantizarla. A menudo, esto suele tener consecuencias negativas sobre la vigilancia natural: si antes era excesiva, ahora puede ser nula.
  • A menor privacidad tienen los ciudadanos y sus viviendas, más “vigilables” y observables son por parte de los criminales. De nuevo nos encontramos con que esto puede generar más oportunidades para delinquir y, si esta situación prospera, podemos generar un auténtico hervidero (un punto caliente o hot spot de criminalidad).
  • Si alguien se convierte en víctima de un delito y lo achaca (sea cierto o no) a la falta de privacidad, pero ésta persiste, sufrirá un proceso de victimización muy complicado de superar porque se sentirá vulnerable constantemente. En ciertas víctimas más desvalidas, esto puede desembocar incluso en manía persecutoria o ideas paranoides. De nuevo, la calidad de vida se reduce, y este proceso puede ser una pescadilla que se muerde la cola.

Evidentemente, los problemas de privacidad serán más o menos graves en función del entorno en el que nos encontremos. Por ejemplo, son graves en entornos de un solo uso como urbanizaciones en las que solo hay chalets, y son menos graves en entornos de uso mixto, como una calle que combina viviendas y locales comerciales o de ocio.

Si sabeís un poco sobre CPTED sabréis que muchos criminólogos abogan por el uso mixto, pero hay que tener en cuenta que en dichos entornos hay que aplicar la vigilancia natural de forma más depurada. Esto se explica porque en un entorno donde solo hay chalets, solo se mueven y conviven sus vecinos, que coincidirán en las inmediaciones de sus casas (para sacar al perro, tirar la basura, en horas de salidas y entradas…). Generalmente, no habrá extraños en las inmediaciones porque no hay locales ni comercios a los que cualquiera puede acudir; así pues, la única falta de privacidad que pueden experiementar habitualmente los vecinos de esa zona se deberá a otros vecinos. No debería haber extraños que puedan ver a los observadores, pero si esto ocurriese, sería grave; serían fácilmente identificables (se localizaría su vivienda, sin lugar a dudas).

En el caso de una zona de uso mixto, todo indica que se moverán muchos más extraños por ella, que no necesariamente serán vecinos. Los problemas de privacidad por parte de extraños serán más habituales, por lo que hay que fomentar el anonimato de los observadores a través de una vigilancia natural lo más unidireccional posible.

Como adelanto para el próximo artículo de esta serie, decir que la clave para emplear la vigilancia natural de forma efectiva, en términos de privacidad, es intentar que sea lo más unidireccional posible: que ayude a los vecinos a observar con seguridad su entorno y al mismo tiempo reduzca los beneficios de la criminalidad (aumentar el riesgo y los costes de delinquir). Que los vecinos puedan observar con seguridad lo que ocurre a su alrededor implica, sí o sí, que se tenga en cuenta su privacidad, por lo que se puede deducir que una buena vigilancia natural se diseñará teniendo en cuenta ese aspecto.

En el siguiente artículo de esta serie veremos:

  • Un ejemplo práctico de falta de privacidad relacionada con la vigilancia natural.
  • Cómo aplicar la vigilancia natural de forma acorde al diseño y funcionalidad del entorno.
  • Cómo es la vigilancia natural moderna (CPTED de nueva generación).
  • Cómo usar la vigilancia natural para fomentar la seguridad de los observadores.
  • La relación entre la vigilancia natural y las actividades rutinarias
  • Cómo mejorar la vigilancia natural usando factores naturales del entorno.

 

Muchas gracias por leer y hasta la próxima entrada.

Anuncios