Etiquetas

, ,

¡Vamos que nos vamos!

Hace siglos que no actualizo el blog, y es que en verano he estado estudiando temas que pueden venir muy bien para mejorar su contenido. Y por si fuera poco, también planeo reorganizar tanto este blog como mi web personal (crimiperito.es) para que quede todo un poco más decente, pero de eso iré hablando sobre la marcha (o avisaré cuando ya esté todo el tinglado a punto para montarse, jeje).

Hace unos meses, publiqué esta entrada, en la que hablo sobre vigilancia natural, que como muchos ya sabéis, es uno de los pilares o principios de la CPTED (Crime Prevention Through Environmental Design… no me hagáis repetir más lo que significan las siglas, ¡que es muy largo!)

Como no quiero meterme en una serie de artículos sobre CPTED empezando la casa por el tejado (aunque ya lo he hecho, ¡qué poca vergüenza tengo!), hoy vamos a ver cuáles son las bases de la CPTED.

Si os interesa este tema, podéis hacer clic en el menú ‘Categorías’ que encontraréis a la izquierda del blog, y buscar ‘cpted’, porque ahí iré clasificando este tipo de entradas.

Y ahora sí, tengo el placer de presentaros a Cepecito:

cepecito

Vale, reconozco que el bicho me ha quedado un poco raro… no sabría decir si es cuco o da miedo, pero es lo de menos. Aquí lo que importa es que sea algo memorable, porque nos puede ayudar a recordar los principios de la CPTED (y de una manera muy amena).

En primer lugar, y como podéis observar, Cepecito tiene 6 tentáculos, de los cuales 4 son los principales o básicos (las patas), y otros dos son accesorios (los brazos). Esto no quiere decir que Cepecito pueda hacer una vida normal si le privamos de sus dos tentáculos accesorios, pero no los usa para sostenerse, sino que los emplea para potenciar la utilidad de los 4 principales.

Vamos a olvidar a nuestro bicho por ahora, y veamos las bases de la CPTED.

En primer lugar, la CPTED se sostiene sobre 4 pilares fundamentales, también conocidos como principios, a saber:

  • Vigilancia natural
  • Refuerzo territorial
  • Control de accesos natural
  • Gestión y mantenimiento

La Vigilancia natural (conocida como ‘natural surveillance‘ o ‘passive surveillance‘ en inglés), tiene que ver con el concepto criminológico del control social informal. Aunque tenéis un artículo sobre ella aquí, a modo de resumen podemos decir que hay que diseñar ambientes con la idea de la vigilancia natural en mente, y hacer lo mismo a la hora de planificar el mantenimiento posterior de ese lugar. El concepto base de este principio es que los espacios públicos y edificios que se encuentran en ellos, deben ser diseñados y gestionados para que siempre maximicen la vigilancia natural, y el gran potencial que alberga a la hora de prevenir y reducir riesgos.

El Refuerzo territorial (conocido como ‘territorial reinforcement‘ o simplemente ‘sense of ownership‘ en inglés). Si bien más adelante dedicaré un artículo a este principio, por ahora puedo resumir que se basa en explotar la idea de que algo que nos pertenece, o que sentimos que es nuestro, se beneficia más de nuestros cuidados. Así, si se potencian sentimientos de pertenencia sobre un espacio, tanto a nivel individual como comunitario, los vecinos de un barrio pueden tomar parte activa y asumir ciertas responsabilidades para incrementar su seguridad. Un ejemplo de esto sería una comunidad de vecinos con un sentimiento de pertenencia muy fuerte, que se encarga de mantener los espacios comunes en el mejor estado posible, y que incluso propone actividades legítimas dentro del área de la comunidad, que ayuden a estrechar lazos entre vecinos (se permite practicar deporte en una zona concreta, se permite a los residentes celebrar los cumpleaños de sus hijos en el patio, se permite jugar a los niños en una zona especial, o se plantea la creación de un huerto comunitario en una zona ajardinada que pertenece al edificio y se encuentra descuidada). Una comunidad de vecinos más unida, que además se esmera tanto en cuidar el área que le pertenece, es menos susceptible de sufrir robos u otro tipo de transgresiones como el vandalismo.

El Control de accesos natural (conocido como ‘natural access control‘ o ‘territoriality‘ en inglés), hay que diferenciarlo del refuerzo territorial, ya que algunas de sus características pueden confundirse. El control de accesos natural, se basa en el instinto de territorialidad que casi todos los seres humanos llevamos ‘de serie’; esto es, la necesidad de poner un límite a la hora de que otras personas accedan a lo que consideramos nuestro espacio (y cabrearnos si alguien entra sin nuestro permiso). Aquí lo importante es que el diseño del lugar en cuestión debe tener en cuenta que hay que diferenciar muy bien los espacio públicos de los privados o semi privados. Mediante carteles, señales y ciertos elementos como verjas, podemos señalar de manera clara ”a partir de aquí no puedes pasar si no eres residente”, u otros mensajes de este tipo. La CPTED es casi siempre muy clara en cuanto a la definición de áreas, y en este caso suele hacer mucho hincapié en que un diseño está fallando si una persona entra por error en una zona restringida.

En cuanto a la gestión y mantenimiento, no me voy a extender mucho porque creo que es ‘de cajón’: si no somos capaces de mantener en el tiempo lo que hemos diseñado, o no somos capaces de gestionar los recursos disponibles para ello, habremos fracasado y tocará revisar la planificación inicial para mejorar lo antes posible. Ya os digo que habrá más artículos sobre esto en el futuro, y esta entrada quiero que sea introductoria, por eso no me voy a enrollar mucho (aunque puede que ya lo esté haciendo… no tengo remedio).

Ahora bien, ¿hay algo más que pueda considerarse un principio de la CPTED aunque no sea tan evidente? Pues sí, hay dos conceptos accesorios, que vienen a reforzar lo que acabo de explicar:

La Legibilidad (legibility’): Este concepto es muy interesante, porque parte de la idea de que un buen trazado de calles y carreteras (vías de acceso y salida incluidas), ayuda a que la gente no se sienta perdida, lo cual puede tener un fuerte impacto sobre su seguridad, tanto la real como la percibida. Esto último lo digo porque cuando nos perdemos en una zona de la ciudad que es un lío, que no está bien diseñada ni señalizada, no sólo nos podemos sentir vulnerables, sino que al parecerlo a ojos de los demás al dar vueltas, mirar un mapa, etc., podemos convertirnos sin saberlo en víctimas potenciales para algún indeseable. Un ejemplo típico de esto es el del turista perdido, mirando el mapa y preguntando a la gente, al que acaba robando un carterista que se aprovecha de su situación de desorientación y despiste. Legibilidad significa darle a la gente la capacidad de conocer su situación (donde están) y poder decidir cómo pueden llegar a su destino (a dónde van), reforzando así su confianza (sé dónde estoy y por dónde puedo llegar a donde quiero).

La Vulnerabilidad (‘vulnerability‘): Otro principio a tener en cuenta, es este, ya que sin un análisis detallado de los puntos más vulnerables de un diseño, no podemos solucionar ciertos problemas antes de que se agraven. Básicamente hay que buscar lugares ocultos, zonas con una iluminación deficiente, y todo tipo de zonas que, por sus características físicas, ofrezcan oportunidades para delinquir o transgredir sin ser visto. En el caso de la seguridad personal, la vulnerabilidad puede hacer que las personas no puedan anticipar una agresión o responder de manera eficaz ante la misma.

Después de toda esto, toca despertar de la siesta a Cepecito, para que veáis el esquema que he preparado:

cepecito cpted

Como véis, cada uno de los tentáculos base de nuestro bicho, representa uno de los principios básicos de la CPTED (enmarcados en rosa), y los dos principios que vienen a reforzar los otros (enmarcados en amarillo), se sitúan en los tentáculos accesorios de Cepecito.

Es una manera más o menos curiosa de recordar los principios de la CPTED, pero también de entenderlos, porque aunque yo no considero Legibilidad y Vulnerabilidad como principios que se puedan obviar o que no sea necesario tener en cuenta a la hora de llevar a la práctica este conjunto de estrategias, no existe un consenso internacional a la hora de definir de una manera concisa cuáles son los principios de la CPTED, pero ahí os dejo mi visión.

Decir también que me parece muy importante tener en cuenta la Accesibilidad hoy en día. Me parece imperdonable a la hora de diseñar o rediseñar desde cero, que no se tenga en cuenta que hay personas con movilidad reducida, o que necesitan una silla de ruedas u otros artilugios para moverse, por no hablar de los cochecitos de bebé, etc. Potenciar la seguridad en una zona está genial, pero si además la puede disfrutar una amplia variedad de personas, independientemente de su condición física, mejor que mejor.

Nos vemos en la siguiente entrada, y recordad que si sois criminólogos y queréis colegiaros en Madrid, no tenéis más que visitar esta entrada 😉

PD: Recordad también que ”Mescalito enseña la manera correcta de vivir”, pero Cepecito enseña los principios de la CPTED (no me he podido resistir a hacer un guiño a los fans de los libros de Castaneda xD)

 

Anuncios