Etiquetas

, , ,

Buenos días, ¡hoy tenemos otra entrevista para el Proyecto MEC!

Gracias de nuevo a SIEC por su dedicación, porque además la entrevista de hoy es bastante diferente al resto de asociaciones y proyectos criminológicos que estamos acostumbrados a ver repartidos por el mapa, ya que la protagoniza Preven3, una organización sin ánimo de lucro de Valencia, cuya labor creo que os va a resultar muy interesante, sobretodo teniendo en cuenta que apenas hay criminólogos trabajando en temas de prevención terciaria.

24

Os dejo con la entrevista 🙂

12390850_915458445174262_8040392759475865781_n

1. Tras el comienzo de la asociación en diciembre del año 2105, ¿Nos podríais comentar cómo surgió la idea de iniciar este proyecto?

La Comunidad Valenciana cuenta con asociaciones sin ánimo de lucro que vienen desarrollando programas reeducativos para distintos tipos de delincuentes. No obstante, ninguno de los recursos existentes en nuestra Comunidad se dirige específicamente a la intervención con aquellas personas que han cometido delitos que suscitan una gran alarma social, como es el caso de la delincuencia sexual.

El tratamiento de este tipo de delincuentes requiere una especial capacitación de los profesionales encargados de los programas, dada la complejidad y gravedad de este tipo de conductas delictivas, así como la especial vulnerabilidad de las víctimas. Es por ello que las cualidades de un grupo multidisciplinar (criminólogos, psicólogos, etc.), con experiencia en el desarrollo de programas reeducativos y altamente cualificado son necesarios para abordar este fenómeno.

De esta forma, un grupo de criminólogos y psicólogos con experiencia en el desarrollo de programas reeducativos con diversos tipos de delincuentes (penados por delitos de violencia de género, menores infractores, delincuentes sexuales,…) decidimos iniciar este proyecto que supone un reto a nivel profesional y personal.

2. ¿Cuáles son los objetivos que tenéis en mente? ¿qué vías seguiríais para que éstos sean eficaces?

Como objetivo general, nuestra asociación está encaminada a la promoción, el impulso y el desarrollo de acciones de prevención en el ámbito de la delincuencia, en cualquiera de sus manifestaciones y contextos; aunque principalmente, en el ámbito de la delincuencia sexual.

A partir de dicho objetivo general, nos centramos en el desarrollo de programas de prevención terciaria de carácter psico-criminológico, tanto en medio abierto como cerrado. Dichos programas se realizan en formato grupal e individual y van dirigidos a personas reclusas, ex-reclusas y sometidas a medidas penales alternativas.

Asimismo, varios profesionales integrantes de la asociación se dedican a la investigación científica. Es por ello que otro de los objetivos fundamentales es el desarrollo de proyectos de investigación, tanto de carácter psicológico como criminológico.

Finalmente, la comunicación e interacción con instituciones y profesionales afines es esencial, así como el asesoramiento y la formación continua.

3. ¿Cuáles son las instituciones a las que se les da asesoramiento y formación?¿y de qué manera lo hacéis?

Creemos que la formación y actualización de los profesionales es totalmente necesaria. Nuestra experiencia en el trabajo de campo diario nos permite organizar seminarios y jornadas, así como asistir a congresos en los que compartir todo lo aprendido con otros profesionales interesados.

Actualmente, mantenemos una estrecha relación con diferentes organismos de la Universidad de Valencia (Instituto Universitario de Investigación en Criminología y Ciencias Penales, Fundación Universidad-Empresa, etc.), así como con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. La relación simbiótica establecida con el Establecimiento Penitenciario de Valencia, el Servicio de Gestión de Penas y Medidas Alternativas, o el Instituto Universitario de Investigación en Criminología y Ciencias Penales de la Universidad de Valencia permite que nos retroalimentemos constantemente.

4. ¿Qué opinión tenéis acerca de los programas tradicionales de tratamiento para delincuentes sexuales?

A pesar de la aceptación generalizada de que ciertos tipos de intervención reducen las tasas de reincidencia de los delincuentes comunes, la eficacia del tratamiento para delincuentes sexuales sigue siendo controvertida. De hecho, todos los estudios ponen de manifiesto la necesidad de más y mejores estudios.

Pero lo que sí que sabemos es que la literatura científica evidencia que los delincuentes sexuales no constituyen un grupo homogéneo, y que por tanto sus necesidades criminógenas tampoco lo son. Por ello, creemos que no deberíamos seguir aplicando el mismo tratamiento a todas aquellas personas que han cometido un delito sexual, como se ha hecho durante muchos años en nuestro país.

5. ¿Cuál es la finalidad del proyecto de tratamiento de delincuentes sexuales que tenéis en marcha?

La delincuencia sexual suscita una gran alarma social, estigmatizando a los autores de dicho delito. Es por ello que es necesario abordar esta problemática dejando de lado los prejuicios y valores morales, creyendo en la capacidad de las personas para conseguir un cambio en sus vidas y recuperando a los usuarios para volver a ser miembros útiles en nuestra sociedad. De hecho, durante los últimos 15 años se han producido cambios significativos en los tratamientos específicos para delincuentes sexuales, que evolucionan hacia un modelo basado en las fortalezas de los sujetos

Actualmente desarrollamos tres tipos de programas relacionados con la delincuencia sexual: uno dirigido a delincuentes sexuales con víctimas adultas, otro a delincuentes sexuales con víctimas menores y otro para consumidores de pornografía infantil. Todos ellos han sido aprobados por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Cada programa es adaptado al colectivo en cuestión y las sesiones difieren de un programa a otro. Sin embargo, la finalidad de todos ellos es clara. En primer lugar, descender los niveles de reincidencia para evitar futuras víctimas. Y en segundo lugar, dotar de herramientas eficaces a los usuarios para que puedan reinsertarse en la sociedad.

6. ¿Qué papel podría aportar la Criminología en este proyecto?¿y cuál sería su enfoque?

La criminología en España cuenta con una corta trayectoria, pero ha llegado para quedarse. Solo debemos fijarnos en el Ilustre Colegio Oficial de Criminólogos de la Comunidad Valenciana, el cual se creó en junio del año 2014, siendo el primer colegio profesional de criminólogos de España.

Actualmente nos encontramos con una gran cantidad de licenciados y graduados en Criminología que no encuentran un puesto laboral, ya que la figura del mismo es inexistente en prácticamente todas las Administraciones Públicas y empresas privadas. Centrándonos en los programas de tratamiento para delincuentes, son los psicólogos los responsables de llevar a cabo los mismos. Sin embargo, los criminólogos, como conocedores del fenómeno criminal en su conjunto pueden desarrollar un papel fundamental en la reeducación de delincuentes. Es por ello que desde nuestra asociación abogamos por un reconocimiento de la figura del criminólogo, formando a profesionales competentes y fomentando su empleabilidad.

7. ¿Cómo influye el auge de las nuevas tecnologías en temas de educación sexual? ¿Y en lo que refiere a la sociedad y a relaciones interpersonales?

Gran parte de nuestra vida se desarrolla en Internet, es inevitable a estas alturas. Pero ello conlleva que en muchas ocasiones descuidemos nuestras relaciones sociales fuera de la Red y, a su vez, que surjan nuevas problemáticas inexistentes años atrás (sexting, adicción a la pornografía online,…)

Por otro lado, la prevalencia creciente de la ciberdelincuencia durante las últimas décadas ha provocado un replanteamiento de los paradigmas y teorías criminológicas ya existentes, que ha derivado tanto en la incorporación de aspectos intrínsecos al mundo virtual como en la completa transición de las mismas al ciberespacio.

8. ¿Cómo afrontáis el tema de la pornografía infantil? ¿creéis necesaria una modificación en las políticas de seguridad por lo que refiere a este tema?

Desde la entrada en vigor del Código Penal de 1995, el legislador ha llevado a cabo un endurecimiento progresivo de la intervención penal en materia de protección de la indemnidad sexual de los menores, esencialmente a través de dos medidas: la elevación de la edad del consentimiento sexual y la ampliación de los tipos relativos a la pornografía infantil. En este sentido, las sucesivas reformas operadas en el CP han supuesto la sucesiva agravación de la respuesta sancionadora ante los delitos de pornografía infantil y traen consigo un evidente adelantamiento de las barreras de protección penal.

Una gran parte de la doctrina española considera que no hay razones para sancionar penalmente la mera posesión o visionado de material pornográfico en el que aparezcan menores, a menos que el bien jurídico tutelado sea la moral sexual; pero el Derecho Penal español, como derecho penal del acto, no puede castigar la depravación moral ni las perversiones sexuales si el comportamiento no incide externamente en las condiciones básicas de la convivencia humana, por lo que la razón de considerar delictivo dicho autoconsumo habría que buscarla en otras consideraciones.

El abordaje exclusivamente punitivista no sería la mejor forma de acabar con esta lacra. Sin embargo sí valoramos muy positivamente el desarrollo de programas reeducativos específicos para este colectivo, que siempre ha sido incorrecta y automáticamente equiparado al de los delincuentes sexuales de contacto.

9. ¿Qué pensáis sobre las salidas profesionales de la Criminología?

Tal y como hemos comentado, la figura del criminólogo en este país es inexistente. Es frecuente observar en los medios de comunicación la importancia y prestigio del profesional criminólogo; sin embargo, la realidad es totalmente distinta. Actualmente, no existen puestos de trabajo donde se reconozca como tal a esta figura. Más bien, es frecuente encontrarte profesionales de otras disciplinas como la Psicología, el Derecho, la Sociología, etc. que poseen la Licenciatura de Criminología como un complemento de su formación.

Es necesario que el Estado, las Instituciones y los mismos profesionales comiencen a reconocer a los profesionales que estudian el fenómeno criminal, ya que su labor es imprescindible en la prevención, intervención e investigación de las variables que influyen en la criminalidad.

A este respecto, la formación de profesionales criminólogos competentes en el seno de nuestra asociación es uno de nuestros principales valores. De hecho, a través de la Universidad de Valencia, tenemos una estudiante en prácticas del Máster Universitario en Criminología y Seguridad y esperamos recibir próximamente a nuevos estudiantes en prácticas del grado en Criminología. Nuestra función primordial es introducirlos en todas las fases (evaluación, intervención e investigación) de los programas que desarrollamos, haciéndolos participes en todo momento.

Anuncios