Etiquetas

, , ,

¡Buenos días! Ya estaba que me subía por las paredes tras tantos días sin actualizar; las responsables de ello han sido las vacaciones de Semana Santa y una mudanza que me tiene sin internet en casa (aunque ya parece que por poco tiempo).

Hoy quiero compartir un artículo que ha escrito Jose Servera sobre mi libro, y que está publicado en la plataforma de Criminología y Justicia. Podéis leerlo haciendo clic aquí.

87f9b7a0e220ce7e8d7355ffedb40745_XLPor otro lado, traigo una entrada un tanto inusual para la serie ‘Personajes’.

Digo inusual porque, en primer lugar, es un homenaje muy humilde porque no tengo toda la información que desearía para escribir sobre esta persona, y por otro lado, porque el de hoy es un personaje al que tuve la enorme suerte de conocer, ya que la tuve como profesora durante mis estudios, tanto en la Diplomatura como en la Licenciatura de Criminología.

Quiero hablaros de María Teresa Ramos Almazán, una gran forense española que además es experta en manchas de sangre.

Esta es la única fotografía que he podido encontrar de ella (también tengo la de la orla, pero es muy pequeña):

IX Jornadas 01.jpgElla es la de lila, la segunda por la izquierda.

Ni siquiera sé cómo describir su trayectoria profesional porque cuento con información muy reducida: fue profesora de Medicina Legal en la Universidad Complutense de Madrid, concretamente en la carrera de Criminología, que aún se impartía allí a principios de los noventa. También era Secretaria de la Sociedad Española de Medicina Legal y Forense y dio clases en diversas universidades, como en la San Pablo CEU y la Camilo José Cela donde yo la tuve en las asignaturas de Medicina Legal y Biología forense.

Quizá os podáis imaginar mejor lo importante que es la Doctora Ramos para el mundo de las ciencias forenses de nuestro país, sabiendo que creció como profesional en una España en la que la mujer científica se encontraba con multitud de puertas cerradas, y donde tenía que esforzarse mucho más que sus colegas masculinos para destacar y  obtener el reconocimiento que merecía.

Lo mismo creéis que exagero, pero lo cierto es que a día de hoy, no he encontrado a ningún experto en manchas de sangre como María Teresa Ramos. Puedo decir por experiencia propia, tras haber asistido a muchas de sus clases y conferencias, que era un ‘monstruo’ en dicha materia.

Guardo con mucho cariño todos sus apuntes y hasta tengo la suerte de tener clases grabadas en MP3. Seguro que muchos de vosotros también conocéis a su marido, el catedrático valenciano de Medicina Legal, José Delfín Villalaín (otro grande, sin duda); tanto él como la Doctora Ramos, nos impartían a mis compañeros y a mi la asignatura de Medicinal Legal, y me gustaba tanto, que en varias ocaciones le pedí permiso a Villalaín para grabar las clases.

Personalmente creo que María Teresa Ramos es una gran profesional y una persona muy humilde. Supongo que en parte por eso no hay casi nada de información sobre ella en internet.

En fin, como véis es una entrada que no le hace justicia para nada, pero menos da una piedra.

EDITADO EL 08/05/2015: Pido MIL PERDONES, porque por una información errónea, pensé que la Dra. Ramos había fallecido en 2013, ¡pero no es así! Nada me alegra más que saber esto, aunque siento de veras la confusión.

Anuncios