Etiquetas

, ,

Con motivo de la publicación de “Crimiorienta, guía de orientación profesional para Criminólogos”, vuelvo a entrevistar a sus autores Eva Palop Albelda y Pedro Pablo Domínguez Prieto (a quienes ya conocimos en un artículo anterior en el marco del Proyecto MEC), para profundizar en la fundamental cuestión de la inserción profesional de los Criminólogos.

crimiorientapeq

– Eva, en esta guía habéis realizado una “radiografía” al sector de la Criminología en búsqueda de oportunidades laborales para los titulados españoles. ¿Puedes comentarnos tus impresiones en vista de los resultados?

El principal motivo de la creación de esta guía es analizar la situación laboral actual de la Criminología con el fin de orientar a los estudiantes y licenciados/graduados.

En esta guía tan imprescindible, se reunen todos los recursos para la búsqueda de oportunidades laborales tanto en el ámbito público como por cuenta ajena, ademas de las claves para poder poner en marcha una idea de negocio.

En estos últimos años se ha visto reducido en un importante número las plazas de empleo público que a un Criminólogo le pueden resultar interesantes, como son las de Policía Nacional, Instituciones Penitenciarias etc. Pero no tenemos que enfoncar nuestras expectativas a en este sector, ya que lamentablemente todavía no existen plazas propiamente dichas para Criminólogos, tambien existen numerosas posibilidades en el empleo por cuenta ajena que deben ser valoradas.

Lamentablemente estamos ante una situación de intrusismo en la que profesionales de otras áreas como Psicólogos , Abogados o Trabajadores Sociales estan realizando funciones que un Criminólogo debería desarrollar, ya sea en Oficinas de Atención a la Víctima, Centros de Menores, Mediación etc.

Con la creación del Colegio de Criminólogos esperamos que esta situación se regule y que cada profesional desarrolle las funciones que le correspondan, pero para eso la sociedad tiene que conocer que es lo que somos capaces de aportar, ya que lamentablemente somos aún muy desconocidos en cuanto a nuestras funciones.

Recientemente estamos intentando paliar esta deficiencia, dando a conocer cada vez más nuestra disciplina, aunándonos e intentando hacernos un hueco en el mercado laboral, hay muchas oportunidades que se analizan en la guía, pero tambien tenemos que ser capaces de crearlas e idear la manera de demostrar que nuestros conocimientos son necesarios tanto en la sociedad como en empresas privadas.

– ¿Cómo se plantea en líneas generales la búsqueda de empleo en este momento?

Ya sabemos que, debido a la crisis económica, en este momento es muy difícil encontrar un empleo. No obstante, y aunque ya no valga el “café para todos”, tomándose en serio el proceso, ideando y aplicando estrategias y haciendo uso del máximo de recursos disponibles, siempre hay opciones.

No nos engañemos, ahora mismo hay que “hacer los deberes” , ser conscientes de que el mercado laboral cambia muy rápido y que hay que adaptarse tan rápido como él. Un ejemplo son los cambios experimentados en los currículums: inclusión de competencias en lugar de títulos, currículum creativo (desde infografías hasta videocurrículums), reputación 2.0, etc. Rl branding es un concepto poco empleado y que cada vez obtiene mayor peso en el mundo profesional.

Particularmente importante creo que es informar de “qué sabemos hacer”. ¿Qué valor aportamos a nuestro empleador? Hoy en día un técnico o ejecutivo trabaja por objetivos, lo de calentar la silla pasó a la historia…

Otro aspecto a destacar son los idiomas: con un nivel B2 podemos ir un fin de semana a Londres de vacaciones y poco más. Por mucho que algunos pretendan auto engañarse, el nivel mínimo para trabajar fuera de España es el C1/ Advanced, por no decir el C2/Proficiency.

Mi planteamiento es que, en la búsqueda de empleo, hay que ser absolutamente realista: conocer perfectamente el mercado laboral y optar por la vía que más fácil y rápidamente nos lleve a nuestro objetivo.

– Inevitablemente, habrá compañeros que estén pensando en trabajar como funcionarios. ¿Cuáles son las mejores opciones en su caso?

Este es un gran dilema para muchos Criminólogos, en primer lugar porque ya en sí , tomar la decisión de opositar posee importantes connotaciones ( tiempo y esfuerzo), y por otra parte encontramos una oferta limitada en opciones y número de plazas.

Sobre este tema, y desde el punto de vista aplicado en crimiorienta, creo que no debemos cerrar nuestra mente y centrarnos solo en las consabidas ofertas de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad e Instituciones Penitenciarias. Actualmente tenemos en marcha una oferta de caso 4.000 plazas para las Fuerzas Armadas, la cual permite ascender por promoción interna a la escala de Oficiales o marcharnos a la Guardia Civil con preferencia.

También son muy interesantes las de la Agencia Tributaria, ya que unas de sus funciones es la de prevención y lucha contra el fraude, uno de los delitos con mayor impacto social en este momento.

Quizás sea también una cuestión de edad, a aquellos Criminólogos más jóvenes, les recomendaría que dentro de sus posibilidades, apostaran por una oposición. Si ya tienen más de 35 años, quizás no sea la mejor idea.

– Eva, uno de los capítulos más interesantes de la guía se refiere al trabajo en el extranjero. Tú que tienes experiencia en este sentido, ¿qué puedes comentarnos?

Marcharse al extranjero es una de las primeras opciones que se pasan por la cabeza cuando terminas los estudios y a la vista del panorama laboral actual suele coger más fuerza conforme avanza el tiempo.

Obviamente es necesario tener un cierto nivel del idioma del país de destino, aunque la mejor manera de aprenderlo y perfeccionarlo es viviendo en ese país. Se presentan muchas dudas y miedos, pero creo que es una experiencia que te aporta fuerza, madurez y muchísimo conocimiento.

Hemos realizado una exhaustiva investigación acerca del trabajo que un Criminólogo puede desarrollar en países como Inglaterra, EEUU, Australia, Chile o México y aunque la oferta es menor de la que nos hacen creer que hay, sí se pueden encontrar puestos interesantes en los que sentirnos realizados con nuestra profesión.

Se pueden encontrar en esta guía los requisitos de convalidación de estudios, tipos de ofertas y planes de carrera existentes y relacionados con la criminología además de una amplio número de enlaces y webs en los que regularmente se publican ofertas.

Tenemos que ser conscientes que por ejemplo en Inglaterra no se publican las ofertas con el título de “se busca Criminólogo” sino que son perfiles que son muy relacionados como puede ser intervención o asistencia en víctimas de delitos violentos en los mismos juzgados, parte del equipo técnico en centros penitenciarios realizando tareas como evaluaciones, aplicando programas de intervención o fijar los objetivos y redactar informes. Además de poder trabajar con menores infractores, víctimas de acoso escolar etc. todo ello con una posibilidad real de estabilidad y plan de carrera y sobretodo bien remunerado.

Existen múltiples ofertas para desarrollar este tipo de trabajos, incluimos enlaces en la guía, que aunque no estén tipificados como “Criminólogos” si se requiere de este conocimiento para ser un buen candidato. Hay que tener en cuenta que cada candidatura ha de estar muy bien elaborada, se requiere cierto tiempo para completar cada apartado que nos piden, y como informaciñon adicional, está muy bien valorado haber realizado algún tipo de voluntariado.

En el caso de países de habla hispana como México, Chile y Argentina, la criminología también está empezando a consolidarse como tal, pero si existe una oferta mucho mayor para docentes e investigadores en Universidades.

– Pedro, ¿qué consejos darías a un Criminólogo emprendedor?

El principal consejo sería valorar bien sus ideas antes de “lanzarse a la piscina”. Muchas personas que no ven otra salida a una situación de desempleo se inclinan por montar un negocio, sin evaluar adecuadamente la oportunidad o sus posibilidades de éxito. Muchos ni siquiera realizan un estudio básico del mercado o de la competencia. Y es que no siempre una buena idea se puede convertir en un buen negocio (uno con el que ganemos dinero y no al revés).

En mi opinión, es fundamental contar con asesoría o apoyo de alguien con formación y experiencia en gestión de empresa, que pueda ayudarnos en tareas como realizar un presupuesto, comprobar los contratos, etc. Si no podemos encontrarnos con desagradables sorpresas.

En uno de los capítulos de Crimiorienta ofrecemos unas pautas generales acerca de cómo plantear un plan de empresa. No es un documento que haya que tomar a la ligera, y mucho menos limitarnos a “rellenar campos” (lo que es un error muy frecuente), sino revisarlo continuamente, buscar información y actualizarla en el documento, consultar a expertos para obtener nuevas perspectivas, etc. Tampoco hay que sucumbir a la tentación de trabajar con escenarios ultra optimistas, donde nos “forraremos” en 4 días… eso casi nunca ocurre y solo nos estaremos engañando a nosotros mismos.

Por otra parte, en este momento la Criminología es una industria emergente, lo que significa que existen multitud de oportunidades que explotar en un mercado prácticamente “virgen”, y en el que aquel que tenga iniciativa puede aprovechar las ventajas del primer participante y de una casi total ausencia de competidores.

– Por último, ¿cómo y dónde es posible adquirir Crimiorienta?

La guía está disponible tanto en papel como en ebook a través de Bubok, aunque pronto estará disponible en otras plataformas:

http://www.bubok.es/libros/235063/Crimiorient-Guia-de-orientacion-profesional-para-Criminologos

——————-

Bueno, me quedan 6 páginas para terminar de leer la guía, que recomiendo para consultar tanto si sois estudiantes como si no, y también para resolver dudas frente a temas como las oposiciones.

En breve habrá reseña para que conozcáis un poco mejor el contenido 😉

Anuncios