Etiquetas

,

Hoy publico otra entrada sobre ‘Personajes’, pero antes debo reconocer (otra vez), que no he usado para nada la bolsa de papelitos con nombres que tengo para irlos sacando al azar. Al final terminaré por hablar de quien me apetezca en un determinado momento, porque visto lo visto, lo mío no son los sorteos 🙂

La entrada de hoy está dedicada a Robert Ressler, que me atrevería a decir que ha sido un modelo a seguir para muchos criminólogos y más concretamente para muchos perfiladores. Aunque personalmente, siempre he tenido más ‘cariño’ por Rossmo y Canter porque me interesa más la perfilación geográfica, confieso que he leído varios de los libros de Ressler, y creo que ha hecho aportaciones muy valiosas al mundo de la Criminología. La semana pasada, me enteré de que había muerto (con un poco de retraso, sí) y es por eso que hoy quiero dedicarle unas palabras.

A modo de anécdota, tengo que decir que dos compañeras de estudios y yo, siempre estábamos bromeando acerca de que iba a venir Ressler a nuestra Universidad. Me temo que eso ya no sea posible, pero creo que seguiremos diciendo igualmente “¡que va a venir Robert Ressler!” Ellas saben a qué me refiero 😉

Ressler

Robbert Kenneth Resskler nació en Chicago en 1937 y pasó gran parte de su infancia y juventud en un barrio residencial, no muy diferente de otros… Hasta que, cuando tenía 9 años, una niña a la que conocía fue raptada, violada y asesinada. Este hecho parece que marcó a Ressler, que desde entonces empezó a mostar interesés por lo que hoy conocemos como ‘asesinos en serie’, término que él mismo acuñaría años después. Ressler creó, junto con otros niños del barrio, una especie de ‘club de detectives’, en el que jugaban a investigar con el fin de descubrir al asesino.

Como curiosidad, me enteré hace unos años de que el famoso ‘payaso asesino’, John Wayne Gacy (que fue declarado culpable de violar y matar a 33 chicos jóvenes), fue vecino del propio Ressler cuando éste aún era jóven, y hasta parece que llegaron a coincidir durante un campamento de verano.

Al cumplir la mayoría de edad se alistó en el ejército de los Estados Unidos, donde sirvió durante 10 años, antes de ingresar en 1970, en el FBI. Es precisamente en la unidad BSU (Behavioral Science Unit, o Unidad de Ciencias del Comportamiento), donde Ressler pudo por fin demostrar sus dotes: se especializa en agresores seriales y desarrolla técnicas de perfilación psicológica, materia en la que se le considera un pionero.

En la década de los 80, Ressler entrevista a varios asesinos seriales en prisión (entre ellos a Gacy) y elabora teorías sobre sus modus operandi, periodos de ‘reposo’, motivación, etc. También participó en la creación del ViCAP, un programa informático que implantó en el FBI que consiste en una base de datos con información sobre homicidios sin resolver (sus siglas en inglés vienen de ‘Violent Criminal Apprehension Program’).

Ressler abandonó el FBI en 1990, y en esta etapa de su vida se dedicó exclusivamente a la divulgación, publicando diversos libros sobre criminalidad serial y perfilación, impartiendo cursos a estudiantes universitarios y profesionales de la Criminología y sentando un precedente para estudiar mejor a los asesinos en serie. Se entrevistó personalmente con asesinos como Jeffrey Dahmer o Richard Chase, y llegó a participar en la resolución de crímenes en Inglaterra o Japón (recomiento leer ‘Dentro del monstruo’, para más información sobre los casos en los que se involucró y los asesinos a los que estudió).

Murió el 5 de mayo de 2013, en su casa de Virginia, dejando tras de sí todo un legado a los futuros criminólogos, policías y perfiladores.

Hasta la próxima entrada.

Anuncios